El factor más influyente en tu postura y salud articular son esos pequeños hábitos diarios que se mantienen durante largas jornadas y a lo largo de varios años. Posiciones incorrectas, posturas mantenidas durante muchas jornadas… al final el cuerpo se adapta a lo que hacemos día tras día, ya sea a nivel mecánico o fisiológico.

Nuestro organismo nos va enviando mensajes, pero de repente, un día te das cuenta de que necesitas cambiar algo urgentemente… generalmente, cuando ya es demasiado tarde. Llega ese momento en que eres consciente de las alteraciones mecánicas que se han desarrollado, desequilibrios musculares, limitaciones en la movilidad, cambios en la composición corporal que terminan produciendo dolor, malestar, deficiente productividad, baja autoestima… en definitiva, una baja calidad de vida que nos afecta física y emocionalmente a nosotros y nuestro entorno social, familiar y laboral.

La mayor parte del tiempo la pasamos trabajando, nuestro puesto de trabajo influye en gran medida en nuestro cuerpo, esto es algo que sabemos y de lo que somos conscientes, pero tenemos un problema, y es que no podemos evitarlo. La mayoría de personas está obligada a estar toda la jornada sentada delante de un ordenador, de pie con apenas desplazamientos, conduciendo durante horas o soportando cargas continuas en gestos repetitivos.

La solución está en realizar una actividad complementaria que compense en la medida de lo posible esas rutinas. A mayor cantidad de horas sentados, más nos tendremos que mover, a menor intensidad en nuestros gestos, mayor importancia del desarrollo de la fuerza, mientras más horas sentados, más tiempo haciendo actividades de pie. Es una teoría sencilla pero lo ideal es orientarla de la forma más específica posible a cada actividad para obtener los mayores beneficios y los mínimos riesgos.

Según cada caso y sobre todo dependiendo de la actividad desarrollada, contemplaremos dos orientaciones, siempre las dos, pero con mayor protagonismo de una u otra:

  • Preparándonos: con ejercicios que cumplan la función de preparación física específicahacia nuestros gestos cotidianos. De esta forma, estaremos preparados físicamente para que nos afecte articularmente lo menos posible la jornada laboral.
  • Compensándonos: como su nombre indica la actividad física intenta compensar los patrones repetitivos para evitar así desequilibrios musculares y alteraciones mecánicas.

→ Enfermedades y alteraciones hipocinéticas

El objetivo es moverse cuanto más, mejor, mientras más calorías gastemos mejor, mientras más multidisciplinar mejor….

  • Realiza actividades que consigan movilizar tus articulaciones en grandes rangos articulares dentro de su normalidad.
  • Que consigan movilizar a grandes masas musculares para elevar el consumo calórico.
  • Evita en lo posible las máquinas en las que trabajes sentado o apoyado.
  • Cuidado con las actividades de impacto o acciones explosivas con golpeo.
Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

Logo_footer
        © CCSMultisport todos los derechos reservados

Desarrollado por INNOVAME

Síguenos :